Menu Principal

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Todos los Caminos Llevan a Greyhawk ... (I)

¿Cómo acaba alguien eligiendo Greyhawk como su entorno de campaña y Swords & Wizardry como su sistema de reglas? Ya me parece ver a más de uno moviendo la cabeza con pena mientras piensa "sólo a través de la locura". Y quizás tengan razón. En cualquier caso, si les pica la curiosidad, aquí viene una serie de dos entradas sobre que razones me llevaron a adoptar esta combinación. En concreto, en la entrada de hoy, nos ocuparemos de la elección de Greyhawk como entorno de campaña y dejaremos el asunto del sistema de reglas para una entrada futura.

Un poco de Contexto (en el principio sólo había ...)


Como aficionado a los juegos de rol, soy hijo del MERP y del RQ. Uno como DJ y otro como jugador. Sin embargo una de mis primeras influencias fueron los librojuegos y en especial los libros azules de AD&D "Aventura & Juego". Por ello no es de extrañar que no tardase mucho en adoptar AD&D 2ª edición como otro de los reglamentos para dirigir mis partidas.

Faltaba el asunto de elegir un entorno de campaña. Por aquel entonces entonces no concebía dirigir aventuras en un entorno que no fuera "oficial". Supongo que son cosas de la bisoñez, aunque considerando que no soy ni muy creativo ni demasiado buen escritor, ya me está bien (y a mis jugadores aun mejor). Acabé eligiendo Dragonlance, más que nada porque en el grupo varios habíamos leído "Crónicas de la Dragonlance" y "Leyendas de la Dragonlance", así que la cosa vino hecha. Hasta años después no adopté también Ravenloft, una espina que tenía clavada desde el principio. No en balde mi librojuego favorito es "El Vampiro de Ravenloft".

No se dejen engañar, yo empecé con fotocopias, como muchos.
Las cajas de TSR/Zinco eran una pasada, pero pocos nos las podíamos permitir

Así me tiré años. Dragonlance quedó como mi entorno durante AD&D y Ravenloft como mi favorito para D&D 3.0. 

El Resurgir


Nunca me sentí comodo con D&D 3.0. Como DJ siempre tenía la sensación de que no dominaba el reglamento y de que se me escapaban detalles y reglas todo el tiempo. Lo pasaba especialmente mal durante la creación de los personajes y cuando tenía que improvisar algún encuentro. El tema de las dotes era demasiado para mi. Al final todos los enemigos terminaban con "Dureza" o "Golpe poderosoQue". Ya les he avisado que la creatividad no es mi fuerte.

El tema es que al final entré en contacto con todo el asunto de los retroclones y se me abrieron las puertas del cielo. Eso es exactamente lo que necesitaba, poder volver a sentirme cómodo con un conjunto de reglas. Además se hablaba mucho de un tipo de partida que yo nunca había dirigido o disfrutado como jugador, el tan cacareado "sandbox". Aquí ya les comentaba algo sobre este tema.

En ese momento el problema es que ni Dragonlance ni Ravenloft me parecían el entorno adecuado para practicar este tipo de juego. No dispongo de mucho tiempo libre, así que quería basar mis partidas en el gran número de aventuras añejas disponibles. Nunca pensé que daría tantas vueltas.


Primera Elección (Aventuras en la Marca del Este)


Las ilustraciones y el apéndice sobre las criaturas de los mitos son de lo
mejor de este trabajo

Compré con muchas ganas el escenario de campaña de Aventuras en la Marca del Este. Por aquél entonces utilizaba su reglamento y me pareció la elección más obvia. Lamentablemente no acabó de gustarme. Tenía todo lo necesario para cumplir con el objetivo: entorno abierto, sin mucha historia, desconocido para mis jugadores, con bastantes ideas como para empezar a crear ganchos para las aventuras, pero ... no puedo con los nombres. Reino Bosque y sobretodo los nombres elegidos para las deidades fueron demasiado para mi (Leviatán aun me hace gracia pero "Penumbra" es un nombre que mis jugadores jamás se tomarían en serio). Puede parecerles una chorrada, pero para mí la cosmología de un mundo es algo de lo más importante. Me la tengo que "creer" y eso no me paso con Aventuras en la Marca del Este. Ya sé que podría simplemente haber cambiado los nombres que no me gustan, y lo estuve meditando durante un tiempo, pero luego decidí que no era eso lo que quería. Quería dedicar mis esfuerzos a preparar partidas y no a reinventar el mundo.

Volviendo a los Clásicos (Reinos Olvidados)


La caja de Martinez Roca se puede conseguir a precios mucho más bajos
que la equivalente de Zinco. ¿Será por la portada?

Descartada la primera opción, me acodé de uno de mis juegos de ordenador favoritos: The Eye of Beholder. Un juego de mazmorreo clásico ambientado en Aguas profundas, una ciudad de Reinos Olvidados. Encontré la caja de Martinez Roca a precio de saldo y puesto que llevo años oyendo las bondades de este entorno de campaña me decidí a probarlo. No me arrepiento de haber comprado la caja, que es una gozada, pero el asunto tampoco cuajó.

Ahora entiendo el efecto que Glorantha debe producir en cualquiera que se acerque sin saber muy bien donde se mete. Reinos Olvidados es mi Glorantha particular. No sé por donde meterle mano. Me parece un mundo inabarcable, pero sobretodo, me parece gris y monótono. Se me ocurrió leer alguna novela para ver si le cogía el pulso a la ambientación y el resultado fue aun peor. Me dio por leerme la trilogía inicial sobre Elminster del bueno de Ed Greenwood y que quieren que les diga, me pareció un insulto a los lectores. Cosa mala donde las haya. Obró justo el efecto contrario del que buscaba, no me quedaron ganas de tocar Reinos Olvidados ni con un palo.

Ahora en retrospectiva pienso que si hubiera empezado por hacerme con alguno de los suplementos que hay en inglés sobre Aguas profundas y el norte, la cosa habría sido diferente. Ya no lo sabremos nunca.


Mirando a los Clásicos Añejos (Mystara)


Mismo "feeling" que con Aventuras de la Marca, pero con
nombres que sí me gustan.

En la caja "Expert" del D&D de Mentzer aparece la primera entrada sobre Mystara. Es un mundo Cliché donde los haya pero cumplía perfectamente con lo que estaba buscando. Además tengo la caja "Basic" y "Expert", así que tenía por donde empezar. Además, algunos del los módulos que había comprado para mis partidas estaban ambientados en ese mundo. B12 - La Ciudad Perdida, sin ir más lejos.

El problema que me encontré con Mystara es que la información está muy diseminada por diferentes productos. Hay que ver la de Gazetteers que hay disponibles, obviamente sólo en inglés (al menos hasta donde yo sé). Me pasó un poco como con Reinos Olvidados, pero como no leí ninguna novela para Mystara, me ha dejado mucho mejor poso.

La cuestión es que entonces me di cuenta de que la gran mayoría de módulos que me apetecía dirigir no estaban ambientados en Mystara, sino en Greyhawk. Así que me dije que no perdía nada por evaluar otra ambientación más.


Mirando a los Clásicos Primigenios (Greyhawk)

Portadas feas donde las haya. El interior es otra cosa.

Y Aquí si dimos con algo bueno. Casi todo el material de Greyhawk, tanto en español como en inglés, se puede encontrar a precios muy bajos. Un buen comienzo la verdad. Me pude hacer con los suplementos "Empieza la Aventura" y la "Guia del Jugador". Me engancharon desde la primera página. Sólo el tema de las diferentes etnias humanas y como las migraciones han ido conformando diferentes reinos, estratos sociales y guerras me pareció de lo mejor que he visto en una ambientación para D&D. Además con sólo esos dos suplementos (que no son especialmente gruesos) estaba más que preparado para empezar una campaña centrada en Greyhawk (Falcongrís).

Oro puro

Luego fui leyendo más y más sobre el mundo y me hice con la caja "World of Greyhawk", que también aun hoy se puede encontrar en eBay a precios realmente bajos. Lo hice sobretodo por los mapas de Darlene, que son una gozada. Luego descubrí que prefería la ambientación tal cuál estaba en World of Greyhawk antes de todo lo de las Guerras de Greyhawk, así que esa caja se ha convertido en mi producto de cabecera para esta ambientación. Y aquí sí que terminó la búsqueda. He tenido la oportunidad de dirigir algunas partidas iniciales y no me arrepiento nada de la elección.

Recapitulando


Seguro que los expertos de cualquiera de las otras ambientaciones que yo he descartado las pueden "defender" de las impresiones que me causaron. Faltaría más. Al final estamos hablando de gustos y preferencias, y ya saben aquello de los colores. En cualquier caso yo he encontrado en Greyhawk lo siguiente:

  • Una ambientación muy madura centrada en personajes humanos. Varias etnias con una buena historia de migraciones y mezclas que ha dado lugar a diferentes reinos y estratos sociales. Me recuerda - salvando las distancias - al mundo de Conan.
  • Pese a sus múltiples reinos y asentamientos, el mundo está básicamente poco poblado y contiene grandes áreas de tierra salvaje esperando que jugadores de alto nivel las reclamen. Olvídense de un bien contra el mal bien definido. Es un mundo lleno de grises. 
  • Tiene disponibles un montón de aventuras listas para usar que se pueden conseguir a precios muy asequibles, sobretodo en formato PDF (T1-4 The Temple of Elemental Evil, A1-4 Against the Slave Lords, N1 Against the Cult of the Reptile God,  The Ghost Tower of Inverness, etc). Muchas de ellas convertidas ya en iconos (y otras que mejor pasar de puntillas - Tomb of Horrors - no diré más ;D)
  • Un panteón rico con el que me siento cómodo.


En definitiva, es un mundo que me encantaría explorar como jugador y que disfruto como DJ. No se puede pedir más.

EDITADO: Segunda entrada centrada en el sistema de reglas: ENLACE

8 comentarios:

  1. Muy interesante. Aunque yo soy de Ravenloft por motivos puramente melancolicos, jugando en Greyhawk es donde me he sentido más comodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Ravenloft no lo voy a abandonar. Sigue siendo otra de mis ambientaciones favoritas. Lo que pasa es que lo considero mejor para otro tipo de partidas que no son las que más me apetece dirigir ahora mismo. No es lo mismo que con Dragonlance, que siempre será especial por temas de "morriña", pero no creo que vuelva a utilizarlo como ambientación.

      Eliminar
  2. Yo como jugador tuyo me he sentido cómodo en todas las ambientaciones excepto Ravenloft, aunque entiendo que en esta última también lo harías bien, porque conseguiste que siempre estuviera incómodo... jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D :D :D No te va a resultar tan fácil librarte de Ravenloft. Aunque por el momento lo mantendré apartado.

      Eliminar
  3. Qué curioso, al final has vuelto al escenario primigenio de Gygax; no se puede ser mucho más Old School. Yo no conozco mucho Greyhawk, pero hace poco me compré el Against the Giants que sacó WotC para el 25 aniversario (para AD&D2) y me ha encantado; un sandbox en una tierra conquistada por los gigantes. Muy bueno :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en el fondo es simplemente el momento adecuado. Me parece que en mi adolescencia no me habría gustado tanto como ahora. Aunque no sean mi elección, siento admiración por la gente que es capaz de crear su propio mundo, incluyendo el resto de ambientaciones que no me han acabado de gustar y que menciono en la entrada. Pero ahora mismo Greyhawk ha encajado como un guante en lo que buscaba.

      En cuanto a "Against the Giants" tengo la versión en castellano, la que publicó Martinez Roca. Tiene muy buena pinta pero echo en falta un mapa general de la zona. ¿La versión de WotC incluye mapa?

      Eliminar
    2. Esa es la que yo tengo también, la de Martínez Roca. Tienes razón, no tiene ningún mapa tipo hexagonal para la zona, pero eso no es estrictamente imprescindible en un sandbox ;). Lo he definido así porque presenta una situación (bastante chunga, la verdad) y da distintos modos de resolverla. Para mí es un sandbox en toda regla.

      El mapa hexagonal que se podría utilizar aquí es casi cualquiera donde salga Geoff. A estas alturas del cuento, con poner "geoff hex map" en Google, puedes conseguir fácilmente un mapa hexagonizado perfecto para la región.

      Eliminar
    3. Sí, sí. Lo preguntaba porqué pensé que hablabas de la versión en inglés y me asaltó la duda de si la falta de un mapa era tema de la edición en general o sólo de la versión española. No sería la primera vez.

      De hecho, y por si alguien termina aquí por algún despiste buscando por Google, a mi me gustan especialmente los mapas de Anna Meyer. Cubren todo Flaenia, con versión para jugadores y DJ, con y sin hexágonos:

      http://ghmaps.net/greyhawk-maps/flanaess-3000-pixel-squares

      Ideales para suplir las carencias del módulo que comentamos ;)

      Eliminar